Salida desde la laguna Redondilla. Subida al Cerro de Iniesta desde donde se pueden contemplar bellas vistas panorámicas de las lagunas S. Pedro, Redondilla y Lengua.

Continuación por el camino que va por encima del cerro hasta la Quebrada del Toro. En este trayecto se puede interpretar el bosque mediterráneo que allí se encuentra.

Llegada a la Quebrada del Toro. Cavidad que parte el cerro en dos, dando lugar a una enorme grieta. Desde aquí se puede contemplar una panorámica completa de la laguna de San Pedro, así como observar restos de antiguas carboneras, donde nuestros abuelos hacían carbón hace ya mas de 5O años.

Bajada al camino de S. Pedro por la cañada del monte. Recorriendo este camino se puede ir contemplando la orilla de la Laguna S. Pedro, su fauna y vegetación palustre. Llegando al paraje de S. Pedro, se pueden observar dos antiguas yeseras.

Una vez se llega al paraje, se puede contemplar el río que va hacia la Laguna, así como dos nogueras centenarias.

Continuación por el sendero que va bordeando la laguna de San Pedro hasta la laguna Tinaja, observando e interpretando el bosque mediterráneo, la fauna y vegetación palustre que en este recorrido existe.

En el entorno de la laguna Tinaja se pueden, observar restos, de un asentamiento prehistórico en el cerro de los Almorchones y algunos grabados esquemáticos en el margen de la Laguna.

Continuación bordeando la laguna de San Pedro, observando la formación de las terrazas travertínicas existentes en este lado, así como el Chorro de las Minas.

Llegada al punto de salida.

 

 

{cont