Ingredientes:

  • 1kilo de harina blanca
  • 1 cucharilla de sal
  • 1 sobre de levadura o un sobre de papelillos de gaseosa.

Modo de Preparación:

Debemos amasar con agua, como si de pan se tratase, el kilo de harina con los otros ingredientes, añadiendo poco a poco la harina, hasta que la masa quede suelta en las manos. Se cortan pequeñas bolas de masa y se aplastan con rodillo hasta que queden como pastas, se sumergen en una sartén con aceite muy abundante y se fríen. Al sacarlas se espolvorea con azúcar. Aguantan en buenas condiciones al menos durante un mes, aunque eso sí a costa de endurecerse.

 

 

{cont