Ingredientes:
  • 300 g de harina
  • 5 huevos
  • Azúcar
  • Granos de anís
  • 1 taza de aceite

Elaboración

La harina se coloca sobre la mesa formando un círculo en el que se ponen el azúcar, las yemas de huevo, el aceite y unos granos de anís. Se trabajan los ingredientes hasta obtener una pasta que se amasa por espacio de 20 minutos hasta dejarla muy fina. Ya en su punto, se toman pequeñas porciones de la masa para moldear las rosquillas. Estas, dispuestas en una placa previamente untada con mantequilla, se cuecen el horno a temperatura fuerte hasta que doren.

Una vez cocidas, se retiran del horno pasándoles por debajo un cuchillo de hoja larga. Por último, se colocan sobre una fuente y se espolvorean con azúcar antes de servirlas.

 

 

{cont