nombre común de varias especies de coníferas de la familia Cupresáceas, que se distribuyen por el sur de Europa y el norte de África. Se trata de arbustos o pequeños arbolillos, de crecimiento muy lento, con las ramas cubiertas de pequeñas hojas escamiformes, aunque a veces las juveniles tienen forma de acícula como en los enebros. Son plantas robustas propias de regiones calcáreas. Soportan bien la sequía y las temperaturas extremas. Se caracterizan por sus hojas perennes, con forma de escama, superpuestas entre sí. También pueden presentar hojas aciculares. Los frutos son carnosos, rojos en la sabina negral, y púrpuras en la albar. Pueden ser arbustos o arbolillos, pero la sabina albar puede alcanzar hasta 15 m de altura. Estas plantas se usan como ornamentales y la madera, dura y resistente, se utiliza en ebanistería y construcción.

Clasificación científica: las sabinas pertenecen a la familia Cupresáceas (Cupresaceae), del orden Pinales. La sabina albar se clasifica como Juniperus thurifera y la sabina negral como Juniperus Phoenice

 

 

{cont