Nombre común de ciertos árboles y arbustos, que junto con el almez, constituyen una familia muy difundida por toda la región templada del hemisferio norte. Aparecen en suelos profundos, húmedos y frescos, como los de los sotos y las riberas de los ríos. Se asocia a álamos, alisos, sauces y fresnos. Los árboles altos y caducifolios del género representativo tienen hojas elípticas con nerviación recta. Las flores, de color púrpura o amarillento, se agrupan en ramilletes y el fruto (sámara) madura y se disemina antes de que broten las hojas. El olmo común es un árbol de porte elevado (30 mts) o robusto que prefiere los climas templados. Se distribuye por gran parte de Europa, norte de África y Asia occidental.

En la península Ibérica, además del denominado olmo común existen otras especies, como el olmo de montaña, propio de barrancos y zonas húmedas de montaña; se distribuye por las montañas de la mitad norte, y por el este llega hasta la Sierra de Cazorla. Se diferencia del olmo común en su madera, más clara, y en sus hojas y frutos, más grandes.

El olmo es muy valorado como árbol de sombra, es fácil de plantar y reproducir. Sus propiedades medicinales son también muy apreciadas, en especial las de su corteza; se utiliza como astringente y contra las afecciones de la piel y el mucílago que se obtiene de ella fue utilizado en la antigüedad como un eficaz remedio contra las quemaduras.

Clasificación científica: los olmos, constituyen la familia de las Ulmáceas (Ulmaceae). El olmo común es Ulmus campestris o Ulmus minor; el olmo de montaña, Ulmus montana o Ulmus glabra; el olmo inglés es Ulmus procera.

 

 

{cont