Nombre común de ciertos peces pertenecientes a la familia de los Ciprínidos. La carpa común se cree que es originaria de China, donde se crían muchas variedades exóticas. Las carpas se introdujeron en Europa en el siglo XII y en Estados Unidos en la década de 1870. Hoy están presentes en aguas dulces de casi todo el mundo, excepto en Sudamérica, Australia y la isla de Madagascar. Hay tres formas de carpas comunes, en estado salvaje, todas de color pardo verdusco: la carpa de cuero o carpa desnuda (cuerpo sin escamas); la carpa de espejos o de Galicia (con pocas escamas, dispuestas irregularmente sobre el dorso y la línea lateral), y la carpa común reina o de escamas (cuerpo completamente cubierto de escamas).

Los adultos suelen pesar unos 2,3 kg, pero se tienen datos de algunos ejemplares que han alcanzado los 35 kilogramos. Las carpas crían desde mayo hasta julio, y las hembras ponen sus huevos entre las plantas acuáticas. Se desarrollan mejor en aguas cálidas, en especial las poco profundas de lagos fangosos. En la temporada seca pueden sobrevivir varias semanas enterradas en el lodo.

Las carpas son prolíficas y crían rápidamente. Se alimentan de la vegetación acuática, y como remueven los fondos fangosos y además son capaces de vivir en aguas sucias y estancadas suelen acabar desplazando a otras especies.

Clasificación científica: las carpas pertenecen a la familia de los Ciprínidos. La carpa común es Cyprinus carpio.

 

 

 

{cont