Nombre común que se aplica a una especie de pez osteictio (esqueleto osificado) de agua dulce originario de las aguas continentales norteamericanas. El cuerpo es alargado, algo comprimido, alcanza una longitud que oscila entre 70 y 90 cm, y la coloración es variable según la edad y el ambiente; un ejemplar adulto suele tener el dorso verduzco, los flancos algo más claros y el vientre blanquecino. Su hábitat lo constituye lagos y corrientes de curso lento cuyas aguas no sean demasiado frías, siempre con abundancia de vegetación acuática. Es una especie muy voraz. La alimentación varía según la edad; cuando son menores de 5 cm de longitud su dieta consiste en todo tipo de invertebrados pequeños, pero a partir de dicho tamaño, se alimenta de peces, huevos, anfibios, serpientes acuáticas e incluso ratas y ratones. La reproducción ocurre desde marzo hasta julio; el macho, muy territorial durante esta época, se encarga de construir el nido que consiste en una depresión excavada en el lecho del río o lago, donde la hembra depositará entre 750 y 11.500 huevos. El macho será el encargado de cuidar la puesta y, más tarde los alevines, hasta que éstos tengan un mes de edad.

La carne del blackbass es comestible y es muy apreciado para la pesca deportiva. A partir de 1897 fue introducido en Alemania y desde entonces ha sido importado en numerosos países europeos.

Clasificación científica: el blackbass o perca americana pertenece a la familia de los Centrárquidos, dentro del orden de los Perciformes. Recibe el nombre científico de Micropterus salmoides.

 

 

 

{cont