Este bonito y pequeño pato de figura redondeada, siempre ocupado en bucear o en atusarse, se tornan extremadamente discretos en la época de cría. El cortejo es sencillo: el macho se contenta con enderezarse, echando a veces la cabeza hacia atrás, silbando dulcemente.

El Porrón Moñudo llega a nuestro país en invierno, y en esa época frecuenta en pequeños bandos las lagunas, las charcas y las aguas bastante profundas, para poder sumergirse en caso necesario. Algunos años es especialmente numeroso en el oeste de la Península.

Es muy buen buceador, alcanzando regularmente profundidades de 3 ó 4 metros

Las migraciones de este pato son todavía poco conocidas. La proporción entre machos y hembras invernantes es muy variable, y este desequilibrio se produce porque – como en muchas aves – los machos viajan menos al sur que las hembras y sobre todo que los jóvenes. El anillamiento ha mostrado que los invernantes – que aparecen en nuestras aguas en la época de los grandes fríos – son originarios de Europa central e Islandia.

Identificación: El macho tiene largo moño colgante; los flancos blancos contrastan intrépidamente con el resto del plumaje, que es oscuro; la hembra es más parda con moño más pequeño; ambos tienen en vuelo franja alar blanca; en plumaje de eclipse el macho se parece a la hembra, pero es más oscuro.

Nidificación: No cria en España. La hembra hace una plataforma de hierba y cañuelas en el suelo cercano a la orilla, forrándola con plumón; pone, de mayo a junio, usualmente de 6 a 14 huevos gris verdoso pálido; incubación, alrededor de 24 días, sólo por la hembra; los pollos, alimentados por la hembra, nadan y bucean a las pocas horas de nacer, volando unas 6 semanas después.

Alimentación: Bucean en busca de plantas acuáticas; también animales acuáticos, insectos, ranas, peces y sus puestas.

Hábitats: Aguas continentales.

Clasificación científica: los porrones pertenecen a la familia Anátidos, dentro del orden Anseriformes. El nombre científico del moñudo, Aythya fuligula

 

 

 

{cont