También conocido con el nombre común de zorro rojo es la especie más común de todos los zorros. Mide entre 90 y 105 cm (sin incluir la cola), pesa unos 7 kg y se distingue por sus orejas y pies de color negro, con la punta de la cola blanca. La capa de pelo es, normalmente, de un color rojo-herrumbroso o castaño-rojizo, salpicada de pelos con el extremo más claro.

El zorro es del tamaño de un perro mediano, aunque con el cráneo alargado y con el perfil superior casi recto, hocico my puntiagudo y las orejas grandes y triangulares. La cola es larga y está densamente cubierta de pelo, por lo general con la punta blanca. Su pelaje es suave y espeso, de coloración amarillenta-rojiza hasta pardo-rojiza en sus partes superiores y blanca en las inferiores, y lo muda una vez al año (de primavera a otoño). La parte anterior de las patas y pies son negros. Su variación de color, tanto individual como geográfica, es amplia.

El zorro está activo principalmente durante el crepúsculo y la noche. Es generalmente un animal solitario, aunque también pueden vivir en parejas permanentes o en grupos de un macho y dos o tres hembras. A partir de la época de celo vive aparejado (desde comienzos a mediados de invierno). Hasta la época de cría, el macho permanece junto a la hembra (desde el inicio de la primavera), llevando alimentos para los cachorros.

El zorro puede ser monógamo o polígamo. El celo, que tiene lugar de diciembre a febrero (se adelanta en latitudes más bajas), viene marcado por un período de receptividad de las hembras que dura entre 2 y 3 días, aunque puede llegar hasta 3 semanas. La cópula que tiene lugar en estos días receptivos dura unos 30 minutos.

La gestación dura de 52 a 53 días, hasta marzo o abril, momento en que la hembra da a luz en el interior de una madriguera a una camada que puede ser de 3 a 8 cachorros, con un máximo de 12. Los zorreznos nacen completamente cubiertos de borra, no abren los ojos hasta los 8-14 días, y a las 4 ó 5 semanas salen del cubil. Con 8 semanas ya pesan más de un kilo y presentan un pálido color crema. El destete tiene lugar hacia la novena semana (los zorreznos ya pesan 2-2,5 kg). A las 7 ó 10 semanas abandonan por completo la madriguera. Con cinco meses pesan más de 3 kg y alcanzan la madurez sexual a los 9 ó 10 meses, pudiendo reproducirse en la temporada de cría siguiente a su nacimiento.

Posee cinco dedos en la pata delantera y cuatro en la trasera, con uñas no retráctiles en ambas, y presenta pocas glándulas sudoríparas en la piel, por lo que la regulación la realiza a través de las vías respiratorias y la lengua. El macho ladra y la hembra chilla.

Habitan en bosques, matorral y regiones desérticas. La mayoría de las especies del género al que pertenece el zorro común presentan gran versatilidad: viven en una gran variedad de climas y hábitats.

La alimentación de los zorros es muy variada y consiste en ratones, topillos, conejos, huevos de aves, fruta, insectos grandes y carroña. Debido a que sus presas son pequeñas, los zorros son cazadores solitarios. El territorio de rastreo de un zorro es, por lo general, de una superficie inferior a los 8 km2, área que defiende de las incursiones de otros zorros. Son animales ágiles y veloces; el zorro común puede alcanzar velocidades de hasta 48 km/h durante la carrera.

Gracias a su carácter cauteloso y a lo agudo de su vista, oído y olfato, el zorro puede vivir en lugares habitados por el ser humano sin que éste advierta su presencia. Las granjas con bosquecillos adyacentes y los campos de cultivo abiertos le ofrecen buena cobertura y abundantes roedores, en especial ratones de campo.

Cuando se emparejan, los zorros comunes ocupan un territorio de 3 a 8 km2. Se aparean a mediados del invierno, y tras un periodo de gestación de 49 a 56 días, la hembra se retira a una madriguera subterránea y suele parir una camada de 8 cachorros. Los zorreznos nacen con los ojos cerrados y son atendidos por padre y madre durante las primeras cinco semanas. En otoño, los progenitores obligan al joven zorro a abandonar el territorio familiar. Se cree que los zorros comunes se emparejan para toda la vida; llegan a vivir unos 12 años.

Clasificación científica: los zorros pertenecen a la familia de los Cánidos (Canidae), dentro del orden de los Carnívoros. El zorro rojo o común se clasifica como Vulpes vulpes

 

 

 

{cont