Tamaño mediano. Cabeza y nuca de color negro hasta las mejillas. Alas azules con el reborde interior de las primarias de color negro. Cola larga y cuneiforme también de color azul. El dorso es gris con tono pardoso, al igual que las partes inferiores, que son más claras. Garganta blanca. Pico y patas negras. No hay dimorfismo sexual apreciable.

Muestra mayor tendencia a la nutrición vegetal que otros córvidos. Frutos, semillas, bayas, plantas herbáceas, pequeños vertebrados, insectos.

Es frecuente verlos en pequeñas bandadas que recorren el bosque emitiendo regularmente sus llamadas. El vuelo es bastante directo y rápido entre árbol y árbol. Suelen posarse en el suelo par alimentarse. En ocasiones se suben encima de ovejas o vacas. Crían cerca unos de otros, ocupando lugares que luego pueden ser distintos cada año. A veces se agrupan en gran número para dormir.

Nido en árboles variados, en horquilla de una rama, construido por ambos sexos, de ramitas y raicillas, forrado abundantemente con fibras, pelo y lana; pone, de abril a junio, de 4 a 9 huevos blanco sucio ocráceo con pintas castaño rojizas, más densas en el polo grueso; incubación, sólo por la hembra, unos 17 días; los pollos, alimentados por ambos padres, pero especialmente por la hembra, vuelan tras 15 ó 17 días.

 

 

{cont